Mi experiencia con la mochila porta bebé BabyBjörn One Air

Hoy en el blog quiero explicaros mi experiencia con la nueva mochila porta bebé BabyBjörn One Air. Ahora que el peque de la casa está casi a punto de cumplir 5 meses, y las vacaciones ya están a la vuelta de la esquina, quería empezar a probar mochilas porta bebé para elegir cuál me va mejor como mamá primeriza que soy.

Cuando Eudald era más pequeño, a los 2 meses, empecé con los famosos foulares elásticos, pero al peque no le gustaba porqué se agobiaba, o al menos esta era mi sensación. Desde siempre que ha sido muy curioso, y pegarse tantísimo a mi como con el foulard, creo que la idea no era la más buena para tener visión directa con el mundo exterior.

Después de esta experiencia, me regalaron mi primera mochila, y mejoramos el paseo con creces, le gustaba mucho, pero el calor (por el tejido de la mochila, y el que hacia) y mi dolor de espalda al cabo de la media hora de porteo, fueron los principales descartes de esta mochila de la que os hablo.

Y hoy, ¡he dado con la que me gusta, de verdad! y aquí tenéis mi experiencia.

BabyBjörn One Air se caracteriza principalmente por su tejido transpirable y liviano (podéis apreciar la textura de la tela en las fotos). Sólo con colocártela ya notas que no pesa ni la mitad que las otras, y esto, de cara al buen tiempo y a la calor es de agradecer.

Ajustable al cuerpo y a la medida y edad del bebé, desde que es un recién nacido hasta los 3 años aproximadamente. En nuestro caso, Eudald está casi al límite de utilizar el reductor que se encuentra justo en la parte inferior de la mochila, así que ahora nos toca utilizarlo. Para el tema de la cabeza, la sujeta bien, pero sí que de vez en cuando, da algún cabezazo descontrolado, y es por esto que también utilizamos el soporte de la cabeza ajustable con las correas laterales que tiene.

Proporciona la posición ideal de cabeza, espalda y caderas repartiendo el peso de forma equitativa y cómoda gracias a su diseño ergonómico. Y además, puedes colocarte el bebé en posición frontal o posterior. En nuestro caso, aún frontal por el tema de la sujeción de la cabeza, aunque como curioso que es Eudald, poco tiempo durará así. :) Sí que es verdad, que esta posición favorece el desarrollo del vínculo afectivo mamá/papá – bebé, y también cabe destacar que el peque se encuentra en una posición natural y nada forzada.

¡Y siempre colocado a la altura de los besos!

La verdad que el porteo es un tema que mucha gente cuestiona; ya sea con foulard o con mochila. De hecho, mucha gente “critíca” o siempre está a punto de opinar sobre lo que haces o dejas de hacer como mamá primeriza, y al final, tu sentido común es el que prevalece.  Y sí, yo apoyo el Love Manifiesto BabyBjörn para la defensa de las madres, su forma de vivir la maternidad y realzar el poder de decisión individual.

¿Y vosotras? ¿Utilizáis mochila porta bebé?

Os recomiendo al 100%, y más de cara al buen tiempo BabyBjörn One Air ¡Notaréis la diferencia, seguro!

Todas a apoyar el Love Manifiesto BabyBjörn. Un manifiesto de amor basado en:

* Confía en ti mismo.

* Crea tus propias reglas.

* Inventa tu propia crianza.

¡Espero vuestros comentarios!

Recordad que podéis seguirme vía: FacebookTwitterPinterest e Instagram

¡Gracias a todos/as!