Köpskam, practícalo también en rebajas

El post de hoy está enfocado a la moda, pero es aplicable en cualquier ámbito que implique consumismo. ¿Quién adivina de qué se trata este concepto? Köpskam proviene del sueco, y significa “vergüenza de comprar”.

Y much@s de vosotro@s os preguntaréis porqué este artículo, pues bien, la respuesta es muy sencilla. Cada año somos partícipes de vivir una auténtica locura y desenfreno para comprar las últimas gangas y ofertas del mercado, sobretodo en el sector de  fast fashion a precios low cost. Y sinceramente, tenemos que pararnos a pensar, ¿qué nos aporta realmente esta acción? ¡Puro consumismo!

¿Cuántas veces compramos por comprar prendas que al final no utilizaremos, que acabaran abandonadas en el fondo del armario, y a lo mejor, hasta con la etiqueta puesta, o incluso te compras la última talla que queda (pese que no es la tuya) esperando adelgazar para poder lucirla…¿Te sientes identificad@?

¡STOP!

Este simple gesto, que parece inofensivo, y que sólo ves la repercusión en tu bolsillo, tiene más consecuencias medioambientales y sociales de lo que crees.

Según un informe de la Fundación Ellen MacArthur, elaborado con datos del Banco Mundial, nos ponemos una prenda de siete a diez veces antes de desecharla o abandonarla en el fondo del armario, y, el 90% de esa ropa que no queremos, y que nos causa tanta fatiga visual como emocional por su acumulación, acaba en el vertedero, generando hasta 14 kilos de residuos textiles anuales por español.

Si empezamos a hacer cuentas los números se disparan ¿Y dónde va a parar todo esto? Aunque lo mandásemos a reciclar, no correrían mejor suerte, pues apenas el 20% de sus componentes se pueden aprovechar: la mayoría de la ropa que nos ponemos está hecha de plástico

¡Vamos a comprar con conciencia!

Por este motivo, debemos practicar el Köpskam, y no como tendencia, sino como una forma de vida-consumo.

Mi consejo es realizar un listado de lo que realmente necesitamos renovar o comprar y regirnos al listado priorizando, ¡claro!

Aunque cueste seguirlo y nos veamos tentad@s por los precios y por otras prendas o muebles debemos ser conscientes de nuestras prioridades. Además, la mayoría de veces, lo barato sale caro, así que mejor que destinéis vuestro dinero a comprar piezas de calidad y que nos permitan disfrutar de ellas mucho más tiempo.

Hoy en día es muy difícil conseguirlo ya que el mercado constantemente nos bombardea con ofertas low cost donde su filosofía es mejor comprar (por ejemplo) 3 pantalones por 90€ que 1 al mismo precio, pero este último en una calidad superior de tejido, acabados…etc ¡Pese a saberlo y ser conscientes, queremos los 3…! Esto es lo que debemos cambiar para evitar el consumismo masivo y desproporcionado que hacemos.

¡Así que consciencia y mucha cabeza!

¡Sígueme en redes sociales para estar al día! 

FacebookTwitter , Pinterest, Instagram y LinkedIn

¡Gracias y feliz verano!

Tags from the story
,
Written By
More from Elisabeth

Llega la Smart Shopping Bcn: el shopping futurista

Mañana jueves, 27 de febrero, se celebra la Smart Shopping Barcelona en...
Read More

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.